Finlandia, el país de los mil lagos

Si cuando os dicen Finlandia os viene a la cabeza naturaleza en estado puro, estáis en lo cierto. No puede haber otra cosa que caracterice mejor a este vasto país y en concreto a la región de los mil lagos, en el centro del país y a escasas dos horas de Helsinki.

Nos alojamos en el Fish and Fun, un complejo de cabañas junto a un lago que dispone de gran variedad de entretenimientos y actividades para todas las edades: botes con remos, pesca, sauna, barbacoas, bicicletas, rutas a pie… Las cabañas cuentan con todas las prestaciones necesarias, todo es nuevo y en perfecto estado, y además bastante bien de precio habiendo visto otros resorts de la zona. Claro que mitad de agosto ya no es temporada alta en la región, por eso también disfrutamos de mucha paz y tranquilidad.

El chalet para 6-8 personas es perfecto para familias o grupos grandes. Dispone de una zona de barbacoa privada, pero no tiene sauna por lo que hay que utilizar la comunitaria. Para parejas hay cabañas más pequeñas, algunas sí tienen sauna privada. El ritual de la sauna es algo muy común en Finlandia, es un momento de relax para descargar tensiones y pasar un rato agradable. Conviene ir intercalando la sesión con duchas de agua fría o mejor aún, con baños en el lago. A pesar de que no hacía excesivo frío (18-20 grados) el lago no invitaba mucho a nadar, así que cumplimos simplemente entrando y saliendo. Pero cumplimos!

El resort se encuentra al borde de la nacional 5, que cruza el país desde Helsinki en dirección norte. Es por eso que, como base de operaciones, es un punto de partida de ideal para hacer rutas y visitar las ciudades y los lagos de la zona. Lo más cercano es Heinola, una antigua ciudad balneario con una pequeña playa y un puerto deportivo. Hacia el norte a una hora queda Mikkeli, ciudad fría de marcada herencia soviética (no hay que olvidar que Rusia queda a escasa hora y media y que durante muchos años sometió a Finlandia, y eso junto con el duro clima ha configurado el carácter cerrado y huraño de los finlandeses). Una bonita excursión fue a la pintoresca carretera de Pulkkilanharju, literalmente sobre el agua cruzando islotes y el pueblo de Asikkala, con un canal que une dos importantes lagos. Savonlinna es visita obligada, pues tiene la fortaleza más importante del país, imponente sobre un islote de roca. Y lo más bonito del viaje fue la ruta por la carretera 62, volviendo de Savonlinna hacia Mikkeli, pasando por Torikko o por Anttola. Lagos, lagos, y más lagos, bosques impenetrables, carreteras desiertas con muros de árboles a los lados, una auténtica maravilla… Conviene desviarse de la carretera de vez en cuando y adentrarse en caminos secretos, nunca sabes lo que te puedes encontrar, si una cabaña oculta en el verdor o si un precioso lago con embarcadero…

Mención aparte merece la excursión a Helsinki, donde se puede pasar un día entero e incluso quedarse a cenar. La capital finlandesa se debate entre su pasado soviético (presente en muchas edificaciones) y sus ansías de parecerse a sus vecinos escandinavos (presente también en las coloridas casitas de la plaza del Senado). Vistas obligadas son las dos catedrales, la luterana, blanca inmaculada, sobre una enorme escalinata; y la ortodoxa con sus características cebollas doradas. La iglesia excavada en la roca, Temppeliaukio, también merece una vista, aunque nosotras llegamos cuando ya la habían cerrado (ojo a los horarios!). El mercado del puerto (Kauppatori), con sus puestos de frutas, el Old Market Hall (convertido en mercado gourmet), el parque Esplanadi, las avenidas Aleksanterinkatu Mannerheimintie, la impresionante estación central, las vistas desde el histórico Sokos Hotel Torni, los grandes almacenes Sokos y Stockmann, los centros comerciales Forum y Kampin Keskus, los tranvías… todo en Helsinki invita a pasear… cuando el tiempo acompaña, claro. En invierno debe ser más bien una odisea.

Decir también que conducir por Finlandia fue un auténtico placer. Las carreteras son magníficas, muy bien trazadas y asfaltadas, y todo el mundo respeta la velocidad, el carril derecho, los intermitentes… una gozada. Vimos muchas señales de renos/alces, pero lamentablemente ninguno se nos cruzó. Animales encontramos pocos, ni vacas ni ovejas pastando, ni caballos, ni aves (eso sí, mosquitos muchos en las zonas de lagos). Y previendo las nevadas y el mal tiempo, hay gasolineras perfectamente equipadas con restaurantes, supermercados, etc.. cada pocos kilómetros.

Con respecto a la comida, destacan sobre todo los pescados, con el salmón por encima de cualquier otro. No tuvimos ocasión de probar las carnes de oso, reno o alce, que parece son una delicatessen. Frutos y bayas también abundan. No faltan los tan conocidos bollos de canela nórdicos, eso sí, el café suele ser agua-chirri de ese americano. Y me sorprendió la extraña devoción que sienten por los helados en todas sus variantes.

Los precios son como en cualquier país nórdico. La gasolina por ejemplo es mucho más cara que en España. Lo que tiene bueno frente a Suecia o Noruega, es que al ser en euros eres más consciente de lo que cuestan las cosas.

Hicimos un total de 1.345 km (conduciendo yo), y gastamos 119€ en gasolina.

Sin duda un viaje para desconectar, relajarse con una taza de té en el embarcadero de un lago, respirar oxígeno, meditar y disfrutar.

Aquí todas las fotos.

2 comentarios en “Finlandia, el país de los mil lagos

  1. ¡Estupendo, completo y precioso reportaje! A mi me maravilló Finlandia cuando estuve allí, fundamentalmente en Helsinki y unos pueblos próximos que me gustaron mucho. La experiencia de las cabañas me parece excelente para disfrutar de esa maravillosa naturaleza.
    Me alegra tu experiencia en ese hermoso país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s