De nuevo, Barcelona

No sé qué tiene Barcelona que siempre que voy me atrapa. Y siempre que pienso donde ir pienso en ella, porque me llama, me atrae, y nunca me decepciona.

Como siempre, una escapadita lo suficientemente corta para no echar de menos mi isla, y lo suficientemente intensa para tomarle el pulso.

Excusas hay miles, pero ver jugar al FC Barcelona tiene que ser LA EXCUSA, en mayúsculas, no puede haber nada mejor. Porque sí, me gusta el fútbol, mucho, y el Camp Nou es un lugar casi sagrado para mí. El ambiente que allí se genera va más allá del deporte, es puro espectáculo.

Y con ese pretexto, visitar y probar algunos clásicos (Bar Tomás, sus bravas, capaces de resucitar a un muerto, merecerían una entrada para ellas solas) y algunos recién llegados (Bendita Helena, comfort food, o Bar But, platillos de toda la vida con toque moderno).

Alojarse en Casa Gracia, justo donde el Paseo del mismo nombre se cruza con la Diagonal y empieza el siempre vibrante barrio de Gràcia, es un acierto, pues estás a medio camino de todo. A partir de ahí sólo hay que girar la calle Bonavista para disfrutar de un barrio lleno de propuestas, podría pasarme horas en tiendas como Be The Store o admirando la colección de cervatillos y llaves de películas en Boo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s