Ibiza (ciudad) en octubre

Octubre es el mes ideal para visitar Ibiza. Ya no hace calor, ya no hay tanta masificación, los precios son más razonables… y es entonces cuando la ciudad despliega todo su esplendor y belleza. Como una de las ciudades más bonitas del Mediterráneo, Ibiza por su situación estratégica ha sido deseada por todas las civilizaciones antiguas y modernas. Como prueba de ello se construyeron las murallas renacentistas de Dalt Vila, declaradas Patrimonio de la Humanidad, componiendo uno de los recintos defensivos costeros mejor conservados del mundo. Lo cierto, es que el peñón de Dalt Vila, con su catedral en lo alto y las casitas blancas desplegadas a sus pies, es una de las imágenes más reconocibles y fotografiadas de Ibiza.

Dos días, escapada rápida desde Palma ahora que las tarifas son casi de risa.

Mis recomendaciones:

  • pasear por el puerto observando los yates y las coquetas fachadas blancas que miran al mar. Llegar hasta el final donde está la casa de colores y recorrer el espigón hasta el faro para tener una nueva visión de la ciudad.

  • subir las callejuelas empinadas y escaleras de La Penya, un barrio en vías de recuperación, pero con sorprendentes rincones con encanto. Entre esos recovecos, en Plaça de Drassaneta hacen uno de los mejores sushis de la ciudad, Sushiya Aoyama, un local casi clandestino y que tristemente ha cerrado sus puertas definitivamente.

  • la cuadrícula de calles peatonales Guillem de Montgrí, Comte de Rosselló, Bisbe Torres, Bisbe Azara y otras aledañas, tienen algunas de las fachadas más bonitas de La Marina, donde los colores de las buganvilias asoman por cada esquina.

  • hay muchas opciones para visitar Dalt Vila, varias rutas que te llevan por todo el perímetro de las murallas de baluarte en baluarte, pero también te puedes perder por las calles, cuestas, túneles, atajos y escaleras, para acabar llegando al mirador de la catedral, en todo lo alto. Las vistas en un día claro llegan hasta Formentera.

  • cenar en alguna de las múltiples terrazas que pueblan la Plaça del Parc o en Paseo Vara de Rey, Manapany es una buena opción. Pasear por esta zona ahora peatonal y admirar las elegantes fachadas.

  • comer el menú del día en uno de los interesantes restaurantes de la zona más moderna, en la encrucijada de pequeñas calles Madrid, Castella, Antoni Guasch Juan y Bisbe Carrasco. Rincones gourmet como Re.Art, Sa Vida, El Local.

  • descansar en la habitación ático del hotel Ryans La Marina, con unas vistas impresionantes del puerto y su tráfico marítimo por un lado, y de los tejados blancos de La Marina por el otro.

Si encima te coincide que se celebra el Ibiza Light Festival, el fin de semana se convierte en redondo.

Ibiza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s